Los 4 pilares de la Pareja Sublime, o Almas Gemelas

El Respeto

El Respeto es uno de los más altos valores, basado en la Ética y en la Moral. Yo soy de una época en que se respetaba a todas las personas que nos rodeaban, en especial a la gente mayor y de uniforme; policía, ejercito, clérigos. Y a las mujeres en general, especialmente a las ancianas y madres. Y era lógico y coherente, no importaba el nivel cultural que tuvieras, todos teníamos madre, y exigíamos que se la respetara. Si había riesgo de vida, o había que salvar a alguien, siempre:” Las mujeres y los niños primero”.

La propia historia de mi vida, desde niño, que respetaba a la gente mayor, cedía el asiento a las mujeres o personas mayores. En aquel tiempo no era necesario que estuviera indicado un asiento para preferenciales, todos los asientos eran para ellos. Y todos conocíamos la jerarquía, y si alguno se hacia el “sota”, estaban el resto de los pasajeros que se lo hacían saber, incluso si fuera necesario bajarlo a la fuerza. Y que ni se le ocurriera ir a quejarse a la policía, porque además se pasaba un día en el calabozo. Como decía, en mi historia, digamos, de los últimos 50 y pico de años, asistí a la decadencia de todos los valores importantes del ser humano, principalmente el respeto. Si los hijos no respetan ni a la madre, entonces, no pretenderán que la respeten los otros.

Por eso, en el Sistema de Integración, lo primero que enseñamos es a rescatar los valores. Una persona sin valores tendrá una vida vacía, pues sentirá que ni siquiera ella vale algo. Y allí nos encontramos con dos tipos de valores:

  1. Los valores que guían nuestros actos.
  2. El valor que tenemos como personas.

La corrupción está en todos lados porque los gobiernos populistas, primero corrompieron los valores de la gente. Antes una persona entraba en política porque quería hacer algo por la patria y era un honor cantar el himno con la mano en el corazón. Ahora todos sabemos que el que entra en política es para robar todo lo que puede, y el himno lo canta con la mano en el bolsillo. Y no me estoy saliendo del tema, lo más valioso que se ha perdido es el respeto. Tenemos por ejemplo un presidente de Uruguay, el señor Joaquín Suarez, fue presidente en una época en que el país estaba quebrado, y él tuvo que poner de su propio capital (él era una persona acaudalada) para que el país resurgiera. Después de que dejo de ser presidente y cuando el país se había recuperado, las autoridades de turno le dijeron que el país estaba en condiciones de devolverle los capitales que había gastado. Y él contesto:

“Yo no le presento facturas a mi madre”

¡Que concepto tan importante! Su patria es su madre, y los políticos actuales se la pasan robándola. Si es así con la madre, no es de extrañar que la corrupción este en todos los niveles.

Yo lo veo en lo que dice la gente, por ejemplo, cuando algún político o un civil se roba 50 millones o mil millones, la gente dice:” Que bien que la hizo”. No se dan cuenta que esa plata se la están robando a él y a su familia, incluso a su madre. Y lo que encierra eso es peor todavía, significa que si él estuviera en ese lugar también lo robaría. Esas personas, tanto el que lo hace y el que lo haría, no tienen ninguno de los dos valores:

  1. Tienen una escala de valores corrompida. Que no importa a quien perjudiquen, lo importante es que ellos se beneficien en algo.
  2. No tienen ningún valor como personas. Por eso la vida sin sentido.

La palabra Respeto procede del latín: respectus, que significa “acción de mirar atrás”, “consideración”, “atención”. Si miramos para atrás encontraremos: primero la familia, luego a nuestra madre. Porque es de donde salimos. En superlativo encontraremos a la madre patria.

Y ya voy a dejar de hablar de la falta de respeto, porque para decir cómo ha perjudicado a la vida del ser humano y del planeta, necesitaría un par de libros.

Solo quiero decir que la clave para la convivencia sana y pacífica entre los miembros de una sociedad, es el respeto. Sea esta sociedad familiar, comercial, política o mundial.  Por ejemplo, no es de extrañar que no se puede vivir en una sociedad como la de Rio de Janeiro en Brasil, pues es vox populi que la corrupción a corroído hasta a las rocas. Que tendrían que tener los habitantes de Rio de Janeiro (y del mundo):

  • Respeto por su esencia como ser humano.
  • Respeto por su propia vida.
  • Respeto por su libertad.
  • Respeto por su felicidad.
  • Respeto por su propia integridad.
  • Respeto por su familia.

Y a partir de allí, extender ese respeto por sus semejantes, por el medio ambiente, por los seres vivos, por la naturaleza.

Pues si nos respetamos a nosotros mismos y a nuestros semejantes. Entonces vamos a respetar las normas sociales, las leyes, la patria y a Dios (lo que Él signifique para nosotros).

Cuando el respeto desaparece, la hipocresía reina sobre la vida de la gente y pasamos a vivir en pie de guerra. El único mandamiento que motiva al ser humano es el “Sálvese quien pueda”

En una Pareja Sublime o con el Alma Gemela, el primer valor que debe mantenerse mutuamente es el Respeto. No como que el alma gemela tiene los mismos derechos que yo, sino como que somos una entidad superior a nosotros dos. Somos parte de algo tan grande, que cuando pensamos en nosotros nos llenamos de veneración. No importa la situación en que estemos, nos sentimos felices y plenos. Aunque estemos pasando por limitaciones o pruebas del destino. Estamos felices por ser parte de algo que solo es igual a sí mismo.

Lo más importante es que cuando respetas la pareja sublime y te llenas de veneración, comienzas a respetar a tus semejantes y al mundo, porque te das cuenta que cada Todo mayor va iluminando tu existencia. Eso tiene un poder sanador que hace que destruyas la escala de valores negativos, y que actúes siempre en favor de la vida. También hace que compartas tu luz con los demás seres que te acompañan, para que disfruten también de la iluminación.

Para ser parte de una Pareja Sublime, primero tienes que ser una persona sublime, tienes que estar preparado para evolucionar, habiendo encontrado tu propia luz interior, habiendo integrado tus potencialidades en las distintas dimensiones del ser humano. Y principalmente respetándote a ti mismo y venerándote, porque eres parte de algo realmente grande. También respetando a los demás, porque cada uno de tus semejantes es un territorio sagrado.

La Confianza

Dijimos que encontrar la Pareja Sublime o Alma Gemela no es para cualquiera. Son muy pocos los que tienen esa fortuna. Y no es cuestión de suerte, sino que tenemos que ir logrando la individuación, tenemos que ir evolucionando como persona, afinando nuestros poderes. Desarrollando nuestra capacidad de plenitud y armonía. Siendo felices. Solo si somos felices con nosotros mismos podemos serlo con otra persona. Si esperas que aparezca tu alma gemela para empezar a ser feliz, probablemente nunca lo serás y nunca aparecerá. Primero tienes que alzarte sobre tu vida de inconsciencia, evolucionar y aceptarte a ti mismo. Ser feliz, con una vida llena de sentido. Que es lo que tratamos de enseñar a través de nuestro método de Integración, desarrollado en el site www.sistemamiguelangelaranjuez.com.

Seguramente esta virtud o cualidad está en la escala de valores de ambos integrantes de la Pareja Ideal o Sublime. No existe una pareja sublime sin este valor muy arraigado en su escala de valores.

La confianza tiene 4 variables para cada parte, que son necesarias para decir que este valor es uno de los 4 pilares de la pareja. Tenemos:

  1. La confianza en uno mismo, como una persona íntegra y que es capaz de un autocontrol ante los distintos tipos de tentaciones que encontramos en la vida social. Y no estoy hablando solo de que un espécimen hermoso del sexo opuesto se te eche encima. Si no, todos los otros tipos de corrupción en los valores de un ser humano evolucionado: desistir de un compromiso, mentir, engañar, robar, aprovecharse de distintas formas. Teniendo en cuenta que inventar razones para justificar los hechos, también es mentir.
  2. La confianza en uno mismo, como que somos conscientes de nuestras capacidades y límites. Y entonces, somos capaces de cumplir con lo que nos comprometemos hasta el fin y con excelencia. Si dudamos que somos capaces no nos comprometemos ha hacerlo.
  3. La confianza en nuestra pareja, en este caso como que ella es una persona íntegra y en ningún caso se permitirá caer en tentaciones fuera de los valores que exige una relación de pareja sublime. Los más altos valores éticos y estéticos.
  4. La confianza en nuestra pareja, como que tiene el suficiente conocimiento de sí misma para saber si una tarea o cualquier cosa en que se comprometa, podrá realizarla hasta el fin y con excelencia.

Y, por supuesto, lo mismo en reciproca por el otro integrante de la Pareja Sublime.

Esta característica sublime se da solo en personas evolucionadas, pues exige una gran capacidad de conciencia y de entrega.

La confianza en uno mismo surge del auto conocimiento. No puedes confiar en ti mismo, si no sabes de lo que eres capaz y cuáles son tus limitaciones. Conozco hombres que levantan y transportan en el hombro 100 kilos. Yo podría comprometerme a levantar 25 kilos, sé que eso es lo que puedo levantar. Pero si hay 100 kilos para levantar, y yo le dije a mi pareja que “yo me encargo”, entonces, buscare la solución del problema, sin tener que romperme la columna al tratar de levantar los 100 kilos, y sin tener que abandonar porque no me los puedo. Ella confía en que yo levantare los 100 kilos, y yo no voy a defraudar esa confianza. Puedo dividir la carga en partes de 25 kilos, o puedo pedir ayuda, o puedo encontrar alguna maquinaria o aparato como auxiliar para hacerlo. La opción que no tengo es la de abandonar porque es muy pesado.

Si soy una persona mediocre, puedo desistir. Si hago eso, es decir, si abandono porque es muy pesado, vendrá mi pareja y encontrará el peso sin levantar. Entonces inventare una o varias justificaciones en las que yo soy una víctima del caso e incluso que tengo derechos por haberlo intentado sin lograrlo y quede con traumas emocionales por los que necesito reconocimiento y lastima. Y digo justificaciones porque no importa cuán importantes sean para mí esas razones que inventé. Lo que importa es que el peso no fue levantado, y tampoco importa cuántas justificaciones tenga, las justificaciones no levantan ningún peso.

Estoy faltando a la confianza en los 4 puntos antes anunciados.

Al numero 1 porque no soy una persona íntegra, caí en la tentación de no cumplir con mi palabra y en vez de tener hechos y acciones, tengo justificaciones. Si no estaba seguro de hacerlo, no tendría que haberme comprometido.

Al numero 2 porque no me conocía lo suficiente como para saber que no podría hacerlo y que no tengo la capacidad de buscar otro tipo de soluciones para el problema. O no lo considere un problema, importándome muy poco si se levanta o no el dicho peso.

Al numero 3 porque traicione la confianza que mi pareja tenía en mí, de que no iba a desistir de cumplir con el compromiso que acepte. ¿Cómo quedo con ella al perder la confianza?

Al numero 4 porque mi pareja confió en mí, cuando dije que yo podía hacer la tarea. Y tal vez ella pensó que iba a llevarla hasta el fin y con excelencia.

Quedo claro en ese pequeño ejemplo que no soy una persona confiable. Si no cumplo con los compromisos pequeños, ¿es que cumpliré con los grandes o más importantes? Hay una frase que dice:” La confianza es difícil de obtener, fácil de perder y casi imposible de recuperar”.

Una vez que se pierde la confianza, o no se recupera nunca, o se va recuperando muy de a poco y con precauciones. Por eso es un valor que no puede faltar en la Pareja Sublime, al cual no se puede traicionar bajo ningún concepto.

La Pareja Sublime es para unos pocos y nunca estará formada por personas mediocres. Los que la integran son personas evolucionadas, para evolucionar más todavía. Si confiamos en nuestra pareja ayudamos a que crezca y viceversa. En una pareja sublime desarrollamos una relación de incondicionalidad en donde la confianza que depositamos en ella le genera una poderosa autoconfianza, que al ser retroalimentada produce una especie de bloque invulnerable que va creciendo y formando un escudo contra las energías negativas.

En la Pareja Sublime no hay lugar para celos o dudas, es más vergonzoso desconfiar de ella que ser engañado por ella.

La Comunicación

Según las últimas investigaciones, del 100% de la comunicación humana, el 55% se da por medio de expresiones faciales no verbales y el 38% por medio del paralenguaje, lo cual nos deja solo un mísero 7% que se da por medio de la comunicación verbal. Yo pienso que en la relación de pareja (y de familia), aumenta más todavía el porcentaje de los primeros dos medios, disminuyendo, por supuesto, el tercero. Esto sucede, según mi punto de vista, porque nos acostumbramos a convivir con la otra persona, y a medida que pasa el tiempo repetimos muchas veces nuestras historias, y contestamos tantas veces las mismas preguntas, que damos por sentado que nuestra pareja conoce las respuestas. Entonces dejamos de usar palabras y las reemplazamos con una mirada penetrante o un gesto de desaprobación. Esos momentos mágicos en que conversábamos horas, tomados de la mano, mirando embelesados los ojos de nuestro amor, mientras nos contaba acontecimientos de su vida, que despertaba en nosotros genuinos sentimientos de admiración, identificación y asombro. A través del tiempo y la repetición, ya no nos despiertan los mismos sentimientos. Si somos una pareja sublime, esto también nos sucede, no que sintamos menos admiración, dejemos de identificarnos o nos parezca menos asombroso el acontecimiento. Sino, que la frecuencia y la repetición va produciendo una ”familiaridad” que nos lleva a resumir, a ir sacando detalles o incluso a reemplazar con signos o señas toda una historia. Por ejemplo, con Graciela conversábamos de la responsabilidad que tienen las personas con la gente mayor, y ella para decirme de un comportamiento adecuado me dijo:

“…como te pasaba a vos con tu mama…”

Esa frase resumió muchas historias de cosas que pasé con mi mamá y determinó mi alejamiento, y que a pesar de todo con frecuencia pasaba por el supermercado, le llevaba una compra y pasaba a visitarla.

Por esto no voy a hablar de tipos, teorías, escuelas o ciencias de la comunicación. Quiero hablar de la comunicación más importante de todas, la comunicación con la pareja sublime, que nos aporta plenitud, significado y autenticidad.

Igual tengo que definir que son esos medios y porcentajes de que hablaba más arriba. Porque ya te estoy viendo esa mirada de interrogación y el gesto de desaprobación.

La comunicación no verbal consiste en transmitir significados en la forma de mensajes no verbales. Se utiliza signos no lingüísticos. Ejemplos de comunicación no verbal incluyen los gestos, las expresiones faciales, la expresión corporal, el contacto visual, la manera de vestir, la háptica (comunicación por medio del tacto), la cronémica (significado del tiempo en la comunicación) y la kinésica (lenguaje corporal), entre otros.

La misma comunicación oral contiene elementos no verbales como la paralingüística (elementos no verbales que acompañan a la lingüística), por ejemplo tonos de sorpresa, interés, desinterés, miedo, cansancio, insinuaciones, etc.

Podemos resumir el concepto diciendo que la comunicación entre dos personas significa que una de ellas emita un mensaje por un medio que la otra persona pueda identificar y entender, que lo entienda y emita una retro alimentación como respuesta. En ese caso sería una comunicación bilateral. Si entiende el mensaje pero no emite una retroalimentación, es una comunicación unilateral. En caso de que la otra persona no entienda el mensaje, es simplemente un monologo.

La comunicación se produce en todos los niveles arquetípicos y en los niveles de existencia. Los niveles arquetípicos son 10 y corresponden a los 10 planetas de la astrología. Pues no solo nos comunicamos a nivel intelectual (que sería Mercurio) a través de las palabras pronunciadas o escritas, sino que ese otro 93% de la comunicación humana se produce a través de los otros niveles. El del Sol, que es el nivel Esencial, de la Luna, nivel Emotivo, de Venus nivel Sensual.

El nivel de Marte, es el nivel Sexual, y de violencia. Es el responsable de las insinuaciones sexuales, del roce de la mano sobre la pierna que produce chispas, del rechazo instantáneo de una persona que no se conoce, pero también de la crítica destructiva, del levantamiento de voz y la mirada furiosa.

El nivel Jovial de Júpiter que se transmite a través de una mano en el hombro, de una sonrisa entusiasta, de un “te apoyo” aunque estés equivocado, el silencio de amigos. La sensación burbujeante en el espíritu cuando en el templo tienes la certeza de la presencia divina.

Claro que la gran mayoría de la comunicación no verbal y una parte de la paralingüística se realizan de una forma inconsciente. No solamente se emiten cantidad de mensajes a nivel no verbal, sino que muchas veces contradicen lo que estamos diciendo verbalmente. Te habrá pasado darte cuenta que estás haciendo una afirmación y al mismo tiempo negando con la cabeza. Muchas veces veo esas señales contradictorias y es de lo que se ocupa en gran parte la PNL.

Entonces, supongamos que somos unos románticos empedernidos y queremos seguir teniendo esas conversaciones de horas tomados de la mano mirándonos los ojos. ¿Podemos hacerlo?

Claro que podemos.

La vida no se detiene, podemos vivir y contarnos nuevas historias. Podemos tener nuevos intereses, nuevos planes de vida, aprender nuevas disciplinas, enseñarnos mutuamente. En la preparación de la Pareja Sublime hablamos de las 64 artes del Tantra, podemos elegir las que queramos, estudiarlas, desarrollarlas, incluso llegar a la maestría o vivir de eso. Podemos elegir artes en que cada uno cumpla roles diferentes, en donde nos complementemos. Otras en donde hagamos las mismas cosas. Podemos admirarnos, identificarnos y asombrarnos mutuamente. Podemos llegar a la hora de las velas compartiendo nuestras vidas, tomados de las manos, mirándonos dulcemente.

Porque si estamos estancados solo repitiendo viejas historias trilladas, ¿Es que estamos viviendo? Ya lo dijo Quino en una de las tiritas de Mafalda, cuando hablaba con Susanita sobre la vida y las aspiraciones de Susanita, ella le decía que su abuela se casó a los 17 años y todos los días hace lo mismo, levantarse, limpiar la casa, cocinar e irse a dormir, y que ya tiene 79 años. Y le pregunta ¿qué me decís? Mafalda le responde:

Que si vivir es durar, prefiero un simple de Los Beatles a un Long play de los Bostons Pops.

Con Graciela, compartimos la misma misión: Ayudar a todas las personas que podamos a tener una Pareja Sublime y ser felices. Pero a su vez cumplimos roles diferentes. Entre los dos desarrollamos los contenidos, yo los escribo y hago los videos, ella se encarga de hacerlo llegar a las personas que son afín con nuestros temas a través de internet. Ella sabe y admira lo que yo hago, y yo sé y admiro lo que ella hace. No nos faltan temas de conversación. Claro que muchas veces preferimos estar de la mano viendo un capítulo de El Mentalista. Pero cuando todos los días desayunamos juntos, estamos llenos de planes para el nuevo día, y llenos de nuevas historias.

 

Skills

Posted on

29 diciembre, 2018

2 Comments

  1. Mayra Sustaita

    Tengo 50 años y soy de sigo Aries

    Reply
    • sistemamiguelangelaranjuez

      Hola Mayra, gracias por participar del Blog!

      Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *